La cocina mediterránea es una fuente de sanas recetas sin colesterol. En este caso nos desplazamos hasta la región francesa de la Provenza para degustar unos deliciosos salmonetes a la plancha complementados con unos típicos acompañamientos provenzales: la olivada (tapenade noire) y la crema de berenjena (caviar d’aubergines).

El salmonete es un pez presente tanto en las costas mediterráneas como atlánticas que presenta un característico color rojizo y una longitud entre 15 y 25 cms. Es conveniente que lo preparen en la pescadería para hacerlo a la plancha y evitarnos ese trabajo.

La olivada es un preparado a base de oliva negra (también hay olivada verde), alcaparras, aceite de oliva, y anchoas. Ya comentamos anteriormente sus características en un artículo de este blog. Por su parte, la crema de berenjenas se elabora a partir de berenjenas a la brasa y aceite de oliva. Como se puede deducir, no hay rastro de colesterol en estos acompañamientos. Los dos acompañamientos se pueden elaborar en casa pero en este caso los compré en la Provenza en un establecimiento de la cadena Les Délices du Luberon.

Crema de berenjenas y olivada

La elaboración del plato es tan simple como pasar los salmonetes por la plancha y servirlos junto con la olivada y la crema de berengenas y un chorro de aceite de oliva.

Salmonetes con olivada y crema de berenjenas

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 25/01/2011

El negocio del colesterol

Hoy ha aparecido una noticia en el diario económico Expansión que demuestra el gran negocio que representan en España los medicamentos para rebajar el colesterol. Estos medicamentos representan la partida más importante de gasto sanitario dentro de los medicamentos con receta médica. Nada más y nada menos que 618 millones de euros anuales van a parar a las arcas de las farmacéuticas. No soy amigo de teorías conspiratorias a la Forcades, pero imaginaros los intereses económicos que debe haber detrás de la fijación de los limites máximos de colesterol que determinan si te medicas o no.

Por mi parte, gracias a la dieta sin colesterol que sigo, la contribución que hago a los ingresos de las farmacéuticas en concepto de medicamentos para el colesterol es cero. Por el bien de vuestra salud os animo a asumir también este reto y manteneros por debajo de los límites de colesterol a base de una dieta y un estilo de vida saludables.

¡Salud!

Posteado por: autor | 16/01/2011

Yogur de soja (II): Mercadona

Hace ya tiempo que me hablaron de los yogures de soja de Mercadona como alternativa a los productos de otras marcas conocidas. Como sea que hasta hace poco no he tenido cerca un establecimiento de esta conocida cadena de supermercados, no probé los citados yogures hasta la semana pasada. Aquí os dejo mi opinión.

La curiosidad que tenía por los yogures de soja Mercadona era grande, dado el alto grado de aceptación de los productos de marca blanca de este supermercado, que se comercializan bajo la enseña “Hacendado“. Respecto a los yogures de soja, de los que ya destacamos sus ventajas en una dieta sin colesterol, compré y probé dos variedades: los yogures de soja con sabor a vainilla, y los yogures de soja naturales y azucarados.

Ambos están elaborados con soja no modificada genéticamente, que al parecer es un aspecto positivo, aunque el hombre lleva modificando genéticamente los productos naturales desde que los empezó a cultivar por allá el Neolítico. Por ejemplo las variedades de cereales que cultivamos hoy en día nada tienen que ver con las variedades “salvajes” de esos mismos cereales, debido a la selección natural y el cruce que el hombre ha venido practicando desde tiempos inmemoriales. Acabada esta digresión,  volvemos al tema que nos ocupa. Por lo que respecta al gusto, el yogur de soja natural azucarado no se diferencia mucho de los yogures de soja de otras marcas. En el caso del yogur con sabor a vainilla sí que he notado un regusto más untuoso, quizás debido a los ingredientes que proporcionan el sabor a vainilla. En ambos casos, la ausencia de grasas animales los hace aptos para una dieta sin colesterol, y su contenido total en grasas está alrededor del 2% (0,4% de grasas saturadas).

Los yogures de soja de la marca “Hacendado” los produce la empresa francesa Senoble, fundada en 1921 y que produce yogures bajo diversas marcas en diferentes países. Su implantación en España data de 2002, cuando abrió un centro productivo en Noblejas (Toledo). Los yogures de soja de la marca “Hacendado” están producidos en Francia, mientras que los yogures de leche animal de la misma marca se producen en Noblejas.

Estos yogures se encuentran exclusivamente en los supermercados Mercadona y son entre un 20% y 30% más baratos que los de otras marcas.

¡Buen provecho!

Empezamos el año 2011 con fuerzas renovadas de cara a la lucha contra el colesterol. Y lo hacemos con un apetitoso aperitivo para esos domingos antes de comer en el que nos apetece compartir una cerveza o un vermú con familiares y amigos. Se trata de una tapa de pimiento del piquillo y atún, sabrosa y libre de colesterol.

La preparación es muy sencilla, basta con cortar una rebanada de pan, tostarlo o no al gusto de la concurrencia, y a continuación disponer sobre el pan un pimiento del piquillo de Lodosa seguido de un trozo de ventresca de atún o bonito. Es importante que los pimientos del piquillo sean de Lodosa y que el atún sea de la parte de la ventresca para conseguir una tapa rica rica.

En el caso de los pimientos del piquillo, los de Lodosa tienen Denominación de Origen, y son recolectados manualmente, asados en llama directa, y pelados también manualmente sin la intervención de productos químicos. De esta manera se consiguen unos pimientos de carne gustosa y con un ligero regusto a asado. Una delicia. Más de una vez me ha pasado que he comprado pimientos del piquillo pensando que eran de Lodosa y en realidad vienen de algún país lejano, aunque estén envasados en Navarra. Por eso es importante que los botes que compramos lleven la etiqueta de denominación de origen “Piquillo de Lodosa”. En este caso he usado Piquillos de Lodosa de la marca SeleQtia (marca “gourmet” de Eroski), que ofrecen una buena relación calidad/precio. Estos piquillos los produce para Eroski la marca Viuda de Cayo, de Mendavia (Navarra), población que está incluida en la D.O.

En lo que respecta al atún, sin duda la ventresca en conserva ofrece una textura y un sabor únicos, que contrastan a la maravilla con el dulce del piquillo. Si bien esta conserva es más cara que una conserva de atún tradicional, si buscamos un poco encontramos marcas como “El Hacendado” (exclusiva de los supermercados Mercadona) que ofrecen una buena relación calidad/precio. En el caso de “El Hacendado”, la ventresca de atún está producida por Escuris, una conocida empresa conservera de la provincia de A Coruña. Además utiliza aceite de oliva, con lo que no supone perjuicio para nuestra dieta sin colesterol.

Tapa de pimiento del piquillo y atún

Tapa de pimiento del piquillo y atún

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 12/09/2010

Un flan sin colesterol

Uno de los postres que no había probado desde que inicié mi dieta sin colesterol es el flan de huevo. Los motivos son obvios: dos de los ingredientes del flan, la leche y el huevo, son fuentes importantes de colesterol. Afortunadamente, hace una semana descubrí en un supermercado un flan de huevo sin colesterol.

Por pura casualidad entré recientemente en un supermercado DIA, que no acostumbro a frecuentar (por ningún motivo en concreto). Cual fue mi sorpresa al ver en la nevera de postres lácteos un flan de huevo que se anunciaba como “flan 0% materia grasa“. Acostumbrado ya a mensajes comerciales no demasiado veraces, decidí comprobar si realmente el argumento era creíble. Los ingredientes de dicho flan de huevo son: leche desnatada, clara de huevo, azúcar, caramelo, fibra dietética (inulina), aromas, y colorante natural (beta-caroteno). Efectivamente, en dichos componentes no hay trazas de colesterol, por lo que el argumento “0% materia grasa” es perfectamente creíble. Bien, para ser estrictos, el análisis nutricional que aparece en el envase del flan habla de 0,1 grs de grasa por cada 100 grs de producto, con lo que el contenido en grasa es del 0,1 %, pero los ingredientes están libres de colesterol.

De todas maneras, el flan debía superar la prueba definitiva: ¿será suficientemente apetecible? La respuesta, a mi gusto, es sí. El flan sin colesterol tiene una textura ligeramente más gomosa que un flan de huevo tradicional, seguramente por el efecto de la yema de huevo, pero es un digno sustituto del flan tradicional para las dietas sin colesterol.

Flan de huevo sin colesterol

Flan de huevo sin colesterol

El flan 0% materia grasa es de la marca DIA, por lo que únicamente lo encontraréis en supermercados de dicha enseña, y se presenta en packs de cuatro flanes de 100 grs cada uno. El fabricante de dicho producto es la empresa murciana Postres y Dulces Reina, de Caravaca de la Cruz.

¡Buen provecho!

Hoy estaba repasando un interesantísimo artículo sobre la información nutricional que aparece en las etiquetas de los alimentos. Hay dos apartados especialmente interesantes para una dieta sin colesterol: las grasas, y el colesterol propiamente dicho.

Grasas

Hay que prestar especial atención a las grasas saturadas y a las parcialmente hidrogrenadas o “trans”, ya que son las más nocivas por su directa vinculación a los problemas cardiovasculares. Una gran mayoría de alimentos preparados y repostería industrial contienen este tipo de grasas, que por desgracia muy a menudo se ocultan bajo el epígrafe aparentemente inocuo de “grasas vegetales“. Como ya hemos comentado en este blog, no todas las grasas vegetales son adecuadas para una dieta sin colesterol, ya que algunas grasas vegetales, como el aceite de palma o de coco, contienen una elevada cantidad de grasas saturadas que pueden acabar derivando en colesterol en nuestro cuerpo.

A veces nos encontramos también con etiquetas en los envases de productos alimentarios del tipo “bajo contenido en grasas”, etc. La siguiente tabla indica los valores máximos de grasas permitidos (por cada 100 grs de alimento) para cada una de estas etiquetas:

  • Bajo contenido en grasas: 3 g para los alimentos sólidos y 1,5 g para los líquidos.
  • Sin grasa: 0,5 g para alimentos sólidos y líquidos.
  • Bajo contenido en grasas saturadas: 1,5 g en sólidos y 0,75 g en líquidos.
  • Sin grasas saturadas: 0,1 g tanto en sólidos como en líquidos.

Colesterol

Al no ser un nutriente, no es obligatorio que las etiquetas de información nutricional recojan la cantidad de esta grasa. En el caso de personas sin problemas detectados de colesterol, se recomienda una ingesta máxima de 300 mg al día. En el caso de una dieta sin colesterol, ¡ni probarlo!

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 03/03/2010

El colesterol en Punto Radio

Hoy he descubierto un interesante blog escrito por una dietista. Me gustaría destacar uno de los artículos ya que contiene un debate radiofónico sobre el colesterol en el que se explican muchos conceptos importantes de una manera muy divulgativa.

Sin más, os dejo el enlace al citado artículo.

¡Buen provecho!

Uno de los placeres del domingo es sentarse a leer el periódico preferido en una terraza y acompañarlo de un suculento aperitivo. Si queremos ser fieles a nuestra dieta sin colesterol deberemos evitar en los aperitivos tentaciones como el queso o carnes grasas. Pero en el arco mediterráneo tenemos una gran variedad de aperitivos saludables. Para ejemplo, un botón:

Aperitivo sin colesterol

En la foto podemos ver, de izquierda a derecha y de arriba a abajo:

  • Un plato con tomates secos italianos, pimientos rellenos de pasta de atún, y dolmades, una delicia griega a base de arroz aliñado con limón y menta recubierto de hoja de parra.
  • Tortilla de chanquetes.
  • Aceitunas “macarena”: variedad gordal sevillana aliñada con limón y hierbas aromáticas.
  • Aceitunas negras de Thassos: aceitunas “muertas” griegas. Tienen un gusto muy fuerte a oliva y sal, y son un poco más pequeñas que las famosas aceitunas de Kalamata. Cuentan que las de Thassos fueron las primeras aceitunas comestibles, ya que el fuerte sol las desecaba en el árbol quitándoles el amargor. Si non è vero è ben trovato.

¡Buen provecho!

La repostería tradicional es con demasiado frecuencia una fuente de colesterol: las masas de los postres dulces acostumbrar a estar hechas con mantequilla o manteca de cerdo. En definitiva, una bomba para el colesterol.

Pero hay varias alternativas para los golosos que queremos seguir una dieta sin colesterol. En el artículo de hoy hablamos sobre un postre tradicional de la zona del Delta del Ebro, Castellón, Valencia, y Aragón. Se trata de los llamados “pastissets” (en Cataluña), tortas de alma (en Aragón). También se conocen como flaons o casquetes en otros puntos de la geografía. La forma tradicional de este dulce es la de una empanada rellena de cabello de ángel (o boniato en algunos casos) y cubierta por azúcar. La masa está hecha con unos ingredientes saludables: harina de trigo, aceite de oliva, huevo (del que no hay que abusar), anís, y vino dulce moscatel o mistela. A pesar de llevar huevo, la masa es tan fina que su efecto no será muy notable (siempre que no abusemos de este postre).

Pastissets o tortas de alma

Pastissets o tortas de alma

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 16/02/2010

Tortilla de chanquetes

El chanquete es un pescado que en edad adulta no llega a medir más de 6 cms de largo, y de aspecto traslúcido. Contrariamente a lo que algunos piensan, el chanquete que encontramos a la venta en las pescaderías no son alevines (que están prohibidos) sino pescados adultos. La época en la que está autorizada su pesca depende de la zona donde nos encontremos, pero acostumbra a situarse entre diciembre y febrero.

El chanquete puede prepararse frito, o tal como lo prepararemos hoy, en tortilla. Personalmente recomiendo esta segunda opción, a pesar de que no podemos abusar del huevo en una dieta sin colesterol. La preparación es muy sencilla. Se lavan los chanquetes, y una vez escurridos se ponen en una sartén con aceite de oliva y sal. Cuando empiezan a freírse y adquieren consistencia, se puede añadir el huevo para formar la tortilla. Es un aperitivo o primer plato delicioso.

Chanquetes

Chanquetes

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 14/02/2010

Longaniza vegetariana

Una vez más, la empresa Ahimsa nos sorprende con otra imitación de un producto cárnico a base de ingredientes vegetales. En este caso se trata de una longaniza vegetal, y por lo tanto sin colesterol.

La base sobre la cual está elaborada esta longaniza es la soja y el glúten de trigo. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la soja tiene una consistencia suave e insípida, así que el glúten de trigo aporta un grado más de consistencia y de sabor al conjunto. Para imitar la longaniza cárnica, esta longaniza vegetal incorpora una textura adicional para imitar la grasa animal, y tienen también granos de pimienta negra que refuerzan el sabor.

El resultado es interesante, aunque obviamente esta longaniza nada tiene que ver con su homónima cárnica. La incorporación de la pimienta en una “salchicha” vegetal es una innovación que no había visto en otros productos y abre nuevos sabores a los seguidores de una dieta sin colesterol.

Este producto se puede incorporar a otros platos cotidianos, como por ejemplo la pasta.

Longaniza vegetal

Longaniza vegetal Ahimsa

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 31/01/2010

Hipercolesterolemia familiar

Hay veces en las que el colesterol alto aparece en individuos que siguen una dieta saludable y practican deporte con regularidad. Incluso llegan a tener el colesterol muy alto, con valores totales entre 300 y 500 mg/L. En estos casos es muy probable que estemos ante una manifestación de Hipercolesterolemia Familiar.

La Hipercolesterolemia Familiar es el resultado de una malformación genética que dificulta la eliminación del colesterol que circula por la sangre (LDL), por lo que el exceso acaba acumulándose en las paredes arteriales. Debido a que se trata de un defecto genético, en ocasiones no es posible bajar los niveles de colesterol únicamente mediante dieta y se debe recurrir a fármacos. De todas maneras, una dieta sin colesterol es igualmente necesaria en los casos de Hipercolesterolemia Familiar (aunque pueda no ser suficiente).

En España contamos con una institución dedicada al estudio, divulgación, y asesoramiento en casos de Hipercolesterolemia Familiar. Se trata de la Fundación Hipercolesterolemia Familiar (FHF). Según esta organización, esta alteración afecta a 1 de cada 400 españoles, es decir, entre 80.000 y 100.000 personas según estimaciones de la Fundación. El diagnóstico de la Hipercolesterolemia Familar se realiza mediante una serie de análisis corrientes de colesterol, un historial de incidencia del colesterol en el ámbito familiar, y actualmente se dispone también de un test genético para determinar con mayor precisión la incidencia de esta alteración.

Mención aparte merece la Hipercolesterolemia Familiar Combinada, también de origen genético, pero que conduce a unos niveles altos de colesterol y de triglicéridos. Este transtorno incrementa de manera muy notable el riesgo de enfermedad coronaria. Podéis leer más sobre este tema en la web de la FHF.

Por último, mencionar que desde el 1 de enero de 2004 el Estado Español asume el 90 por 100 del coste de los fármacos contra el colesterol en el caso de las personas con Hipercolesterolemia Familiar, por tratarse de una enfermedad grave crónica.

¡Salud!

Posteado por: autor | 27/12/2009

Postres navideños: el turrón

Nos encontramos en fechas de abundantes comidas y sobremesas eternas. Uno de los elementos tradicionales de estas fiestas navideñas es el turrón pero, ¿será adecuado para una dieta sin colesterol?

En primer lugar habría que distinguir los diferentes tipos de turrón: por un lado está el turrón de Jijona, el de Alicante, Agramunt, y los turrones de yema de huevo, chocolate, etc… Vamos a centrarnos en este artículo en los dos grandes clásicos: el turrón blando (de Jijona) y el turrón duro (de Alicante o también de Agramunt). Todos estos turrones clásicos tienen un orígen árabe, y es habitual encontrar otras variedades de postres a base de miel y frutos secos en el norte de África. En la actualidad, los tres tipos de turrón que he nombrado se producen en dos localidades españolas (Jijona y Agramunt) y están protegidos y regulados: D.O. Jijona y turrón de Alicante por un lado e I.G.P. Agramunt por otro.

El turrón de Jijona se hace de manera artesanal a partir de los siguientes ingredientes: almendras marcona (molidas), miel, azúcar, y clara de huevo. Habitualmente podremos encontrar turrón de Jijona con trocitos de almendra entre la pasta molida. Como podemos ya intuir, el turrón de Jijona no supone un problema para nuestra dieta sin colesterol, así que podremos comer tanto como queramos, a ser posible acompañado por un buen cava.

Turrón de Jijona

Turrón de Jijona (foto: Tamorlan)

Tanto el turrón de Alicante como el de Agramunt se consideran cono turrones “duros” ya que las almendras marcona (en el caso del turrón de Alicante) o las avellanas (en el caso de Agramunt) no están molidas, y quedan fijadas por la masa de clara de huevo, miel, y azúcar. Por lo tanto, no hay diferencia por lo que a ingredientes respecta con el turrón de Jijona, y estos turrones son también aptos para una dieta sin colesterol.

Turrón de Agramunt

Turrón de Agramunt

¡Buen provecho, Felices Fiestas y Próspero Año Nuevo!

Aquí viene otra receta sin colesterol para chuparse los dedos. Hacía días que tenía en la cabeza cocinar un plato que combinase pescado y setas, ahora que los mercados están llenos de estos preciados hongos. Como quiera que en casa andamos siempre bien surtidos de setas de carrerilla secas (también conocidas como senderuelas o moixernons), las utilizaremos en este plato, de manera que los ingredientes serán (para 2 personas):

  • 6 filetes de cola de rape (dependiendo del tamaño)
  • 100 grs de setas de carrerilla secas
  • 2/3 patatas blancas
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • 300 ml de vino dulce Pedro Ximénez
  • 80 grs de azúcar blanco

Este plato requiere dos pasos previos antes de su preparación: la rehidratación de las setas y la reducción del Pedro Ximénez.

Para la rehidratación de las setas, bastará con dejarlas en remojo en agua tebia durante 12 horas. Durante este periodo las escurriremos y aclararemos varias veces para asegurarnos que desaparece todo rastro de tierra.

La reducción del Pedro Ximénez es también un proceso simple: bastará con poner el vino y el azúcar en una cazuela y calentarla a fuego lento durante 30 minutos mientras removemos periódicamente la disolución. En este proceso, el volúmen de Pedro Ximénez quedará reducido aproximadamente a la mitad. En el último momento antes de retirar la cazuela del fuego se pueden añadir unas hojitas de romero para darle un toque extra de aroma. Podemos guardar la reducción en un recipiente y dejarlo en la nevera. Antes de usarlo en el plato, le daremos un punto de calor para que recupere una textura más líquida.

Llegó el momento de preparar el plato de rape con senderuelas y reducción de Pedro Ximénez, los pasos son los siguientes:

  1. En una olla previamente rociada con aceite de oliva depositamos la patata cortada en rodajas finas hasta que cubra toda la base. Encima de la patata añadimos el ajo y el perejil picados.
  2. A continuación ponemos los trozos de rape, y rellenamos los espacios que deja el rape con las setas de carrerilla, a gusto de cada uno.

    Rape con senderuelas

    Rape con senderuelas

  3. Cubrimos el rape con otra capa de patata cortada en rodajas finas, ajo y perejil picados, y un chorrito de aceite.

    Rape cubierto con patatas

    Rape cubierto con patatas

  4. La olla está lista para entrar en el horno, que previamente habremos precalentado a 190 grados. Me gusta hacer la cocción en dos tiempos: en primer lugar 30 minutos a 190 grados, y luego 20-25 minutos más a 210 grados usando únicamente el grill del horno, para asegurar la cocción total. Seguramente se puede hacer en un único paso.
  5. Presentamos el plato de tal forma que el rape quede visible sobre el lecho de patatas y setas, y lo decoramos con la reducción de Pedro Ximénez (préviamente calentada). Es recomendable dejar un extra de la reducción en un lado del plato para mojar.

    Resultado final: rape con senderuelas y reducción de Pedro Ximénez

    Resultado final: rape con senderuelas y reducción de Pedro Ximénez

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 03/12/2009

La NO-cilla sin colesterol: crema de avellanas

Leche, cacao, avellanas, y azúcar… Nocilla!! Qué buenos recuerdos nos trae a muchos este jingle publicitario. Incluso la palabra nocilla (así con minúscula) ha pasado a denominar una categoría de producto, como clínex o aspirina, y así la utilizaremos a partir de ahora. Desafortunadamente, para los que seguimos una dieta sin colesterol la nocilla no es el mejor producto: leche (con su consiguiente colesterol) y crema de cacao (con su alto contenido en grasas saturadas) no nos van a ayudar. Si quitamos estos ingredientes, nos quedan las avellanas. Y este es el producto que vamos a analizar hoy: crema de avellanas.

La crema de avellanas que vamos a analizar es de la empresa alemana Rapunzel, que tiene una linea de productos (Demeter) con ingredientes procedentes de cultivos de agricultura ecológica. Y la elaboración del producto es de lo más senzilla: se tuestan las avellanas, y posteriormente se machacan. Ni un aditivo más, por lo tanto se trata de un producto libre de colesterol y las grasas que contiene (62grs por cada 100grs de avellana) son insaturadas.

Esta crema de avellanas se puede comer de muchas maneras, pero recomiendo particularmente que se mezcle con yogur desnatado. Símplemente untada con pan resulta una crema dificil de engullir, ya que su textura es arenosa y seca. Mezclada con yogur mejora, aunque para mi gusto le falta un poco de sabor, la encuentro insípida. Vamos, que no voy a ser yo quien recomiende este producto. Mejor quedarnos con el recuerdo de nuestra Nocilla de la infancia y a otra cosa.

Crema de avellanas Rapunzel

Crema de avellanas Rapunzel

Por cierto, la crema de avellanas de Rapunzel se puede encontrar en los supermercados de productos ecológicos Veritas por un precio entre 8 y 9 euros.

¡Buen provecho!

Hoy añadimos un nuevo producto a la lista de hamburguesas sin colesterol. Se trata de una hamburguesa de seitán y champiñones de la empresa Integral Artesans. Vale la pena que os deis una vuelta por su página web ya que tienen información interesante sobre sus productos.

El seitán es un producto elaborado a partir de harina de trigo, algas, y salsa de soja. Es rico en proteínas y fibra, y tiene un bajo contenido en grasas (y por supuesto no tiene colesterol). Se conocer al seitán como la carne vegetal, ya que la harina de trigo, gracias al gluten que contiene, aporta gran cantidad de proteínas.

Ya hemos visto en otros casos productos elaborados con gluten de trigo. En el caso de estas hamburguesas de seitán y champiñones, el resultado es más suave que en otros productos elaborados con gluten, supongo que debido a los otros componentes (algas y salsa de soja). Hay que resaltar que todos los ingredientes de este producto de Integral Artesans provienen de cultivos de agricultura ecológica, lo cual representa a mi entender un valor añadido al producto.

La preparación de estas hamburguesas, como en otros casos, es muy sencilla: basta calentarlas en una sartén durante 2-3 minutos y ya las podemos servir con el acompañamiento que nos apetezca.

 

Hamburguesa de seitán y champiñones

Hamburguesa de seitán y champiñones

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 15/11/2009

Primeros resultados de una dieta sin colesterol

El otro día fuí a buscar los resultados de mi primer análisis de sangre después de iniciar una dieta sin colesterol. He de decir que mi postura ha sido un tanto radical: de aquella tabla de alimentos recomendados que me proporcionó el médico, he tomado habitualmente aquellos productos de la primera columna (los que se pueden tomar siempre), y he eliminado aquellos alimentos de la segunda y tercera columna (tanto los que se pueden comer dos veces por semana como los que sólamente se pueden comer en casos excepcionales). Tan solo he comido excepcionalmente alimentos de la segunda columna (aquellos permitidos dos veces por semana). En los últimos 18 meses habré comido carne unas tres veces, y siempre ha sido carne de pollo de un delicioso cous-cous.

Pues bien, llegaba la hora de la verdad y no puedo negar que estaba nervioso. ¿Habrá servido de algo la dieta? ¿Hasta que punto habré podido bajar mi nivel de colesterol?

Los resultados han sido buenos (a falta de la visita al especialista) ya que he conseguido bajar el nivel de colesterol en lo siguientes porcentajes:

  • Un descenso del 24% en el nivel de colesterol total
  • Un descenso del 33% en el nivel de colesterol LDL (el malo)
  • Un aumento del 13% en el nivel de colesterol HDL (el bueno)

Esto me sitúa en la banda alta en cuanto a colesterol total y LDL, pero ya no tengo los niveles “disparados” de hace 18 meses, y en cuanto al índice de Castelli estoy en una zona de bajo riesgo cardiovascular (mi índice es de 3,46). De todas maneras, todo esto me lo tendrá que confirmar o desmentir mi médico endocrinólogo. Dentro de 15 días iré a la consulta y os acabaré de contar cómo ha ido.

Entretanto…

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 29/10/2009

El índice de Castelli

A raíz de un comentario de uno de nuestros lectores, hoy vamos a hablar del índice de Castelli. Este índice nos va a dar pistas sobre el riesgo para la salud derivado de nuestros niveles de colesterol, teniendo en cuenta tanto el nivel de colesterol total como el nivel de colesterol “bueno” HDL. El origen del índice está en las observaciones del Dr. William Castelli (director del Estudio Cardiovascular de Framingham) que individuos con nivel total de colesterol bajo también pueden estar en riesgo de enfermedad cardiovascular si tienen un bajo nivel de colesterol bueno o HDL, o viceversa, individuos con niveles altos de colesterol total pero niveles también altos de colesterol HDL no desarrollan problemas cardiovasculares ya que el exceso de colesterol es eliminado por el cuerpo.

Hace algún tiempo que hablamos de los componentes del colesterol: el colesterol “malo” ó LDL y el “bueno” ó HDL. Intuitivamente: si tenemos un colesterol LDL alto significa que mucha cantidad de colesterol va hacia las arterias y allí el exceso puede depositarse en las paredes celulares obstruyendo el camino, y un colesterol HDL alto significa que mucha cantidad de colesterol se elimina en el hígado. El índice de Castelli mide precisamente la relación entre colesterol total y colesterol bueno HDL, de tal forma que:

Índice de Castelli = Colesterol total / Colesterol HDL

Por lo tanto un índice de Castelli bajo indica que la relación de colesterol bueno respecto al total es alta y por lo tanto corremos un riesgo menor de enfermedad coronaria, mientras que un índice de Castelli alto indica precisamente lo contrario, un riesgo alto de enfermedad coronaria ya que nuestro cuerpo no “elimina” el colesterol. Todo esto dicho en términos coloquiales para no hacer pesada la explicación.

Según diversos estudios, un índice de Castelli por debajo de 5 para los hombre y por debajo de 4,5 para las mujeres supone un riesgo cardiovascular normal-bajo (más bajo cuanto más bajo sea el índice, incluso algunas fuentes sitúan los valores ideales por debajo de 3,5). Por contra, un índice de Castelli por encima de los valores citados supone un riesgo alto de sufrir problemas cardiovasculares.

En cualquier caso, el índice de Castelli es un parámetro que debe ser evaluado por su médico juntamente con otros factores de riesgo. El objetivo de este artículo es púramente divulgativo para que nosotros entendamos mejor estos parámetros cuando estemos delanto de nuestro médico.

¡Salud!

Cuando el hambre aprieta entre comidas, no hay más remedio que echar un vistazo a la despensa y buscar algún refrigerio para saciarnos. Este acto tan simple se complica cuando el refrigerio debe cumplir los requisitos de una dieta sin colesterol. Ya hemos hablado en el pasado de barritas energéticas, incluso de galletas. Hoy vamos a ampliar un poco más el abanico de opciones para esos momentos de debilidad entre comidas con las tortas de aceite Inés Rosales.

Las tortas de aceite Inés Rosales son un producto elaborado artesanalmente en Andalucía, concretamente en el pueblo sevillano de Huévar del Aljarafe. Las tortas de aceite son pastas dulces de forma circular, elaboradas con productos muy básicos: harina de trigo, aceite de oliva virgen extra, azúcar, matalahuga (anís) y ajonjolí (sésamo). Por lo tanto, como ya habréis deducido, no tienen colesterol. El sabor dulzón de la torta se ve reforzado por el partícular gusto del anís, que además facilita la digestión. El gusto dulce tiene su contrapunto en las semillas tostadas de sésamo, que por su contenido en ácidos grasos insaturados y lecitina, tienen propiedades favorables para controlar el colesterol.

Tortas de aceite Inés Rosales

Tortas de aceite Inés Rosales

En definitiva, estas tortas de aceite Inés Rosales son un capricho saludable para esos momentos en los que aprieta el hambre. La combinación de aceite de oliva y azúcar nos asegura una inyección de energía para aguantar hasta la próxima comida. También son una buena opción para el momento del postre, acompañadas por ejemplo de algún vino dulce, como moscatel o Pedro Ximénez.

Las tortas de aceite Inés Rosales están disponibles en muchas cadenas de supermercados, y vienen en packs de 6 unidades. Yo particularmente las compré en un supermercado de barrio de la cadena Condis.

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 22/10/2009

Dieta sin colesterol en La Vanguardia

Ayer fue un día especial para mi, ya que éste blog fue portada durante unas horas en la edición digital del diario La Vanguardia, dentro del apartado de colaboración “Tengo un blog“.

Ha sido un momento dulce de aquellos que hay que saborear porque sabemos de antemano que son fugaces, y que cuando el enlace desaparezca de la portada de La Vanguardia la vida volverá a la normalidad, si bien espero que con unos cuantos lectores más, ya que al final sois vosotros los que dáis sentido al blog.

Agradecer a Carles, de La Vanguardia, su tarea de dar visibilidad a las voces anónimas que poblamos Internet.

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 18/10/2009

Aceite de aguacate y colesterol

Más de una persona, al comentarle que hago una dieta sin colesterol, me ha dicho que no puedo comer aguacate. Siempre me ha extrañado esta afirmación, más cuando el aguacate no aparece por ningún lado en la lista de alimentos prohibidos que me proporcionó mi médico.

Casualmente, ha llegado a mis manos una botella de aceite de aguacate procedente de Méjico, y cuál ha sido mi sorpresa al ver que se anuncia como un producto apto para dietas sin colesterol. No solo el aceite de aguacate no contiene colesterol (como era de esperar de un aceite vegetal), sino que además contiene ácidos grasos omega 3, 6, y 9, y su contenido en grasas saturadas es de 10 grs por cada 100 ml, incluso por debajo de los 14 grs por 100 ml del aceite de oliva (y muy por debajo de los perjudiciales aceites de coco y palma, con 86 y 49 grs por 100 ml respectivamente). Por lo tanto se trata de un aceite totalmente recomendable para nuestra dieta sin colesterol. Su gusto afrutado recuerda vagamente al aguacate (¡obvio!), por lo que es un condimento ideal para las ensaladas.

Creo interesante reproducir la tabla de contenido en grasas de diferentes tipos de aceite, según encontré en la botella de aceite de aguacate:

Tipo de aceite Monoinsaturadas Polinsaturadas Saturadas
Aguacate 78 gr 10 gr 10 gr
Cacao 32 gr 3 gr 59 gr
Coco 6 gr 2 gr 86 gr
Ajonjolí (sésamo) 21 gr 64 gr 10 gr
Maíz 25 gr 58 gr 13 gr
Oliva 72 gr 9 gr 14 gr
Palma 37 gr 9 gr 49 gr

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 10/10/2009

Hamburguesas sin colesterol (III)

Hasta la fecha os he hablado de las hamburguesas sin colesterol de las marcas Natursoy y Sojasun. Hoy vamos a introducir un nuevo contendiente: Ahimsa. Ya hemos hablado de las salchichas vegetales de esta empresa de la provincia de Zaragoza, pero todavía no habíamos probado sus hamburguesas vegetales. Este tipo de producto es un básico en cualquier dieta sin colesterol.

En este caso nos hemos decantado por las hamburguesas de tofu y algas. Tanto en las hamburguesas como en las salchichas vegetales hay dos grandes grupos: las de tofu y las de glúten de trigo. La textura en ambos casos es muy diferente, siendo los productos de tofu más finos con el peligro de resultar sosos, mientras que los productos de glúten de trigo tienen una textura más pastosa y un gusto más fuerte. Tanto el glúten como el tofu son fuentes importantes de proteínas vegetales.

Las hamburguesas de tofu y algas Ahimsa se venden en paquetes de dos unidades (2×75 grs), convenientemente preservadas en un envoltorio de plástico individual. Para cocinarlas bastará con pasarlas por la sartén (con un poco de aceite) durante 2-3 minutos, hasta que empiecen a dorarse. En el paladar destaca el gusto de las algas, que potencia el sabor algo insulso del tofu. Las algas aportan ese punto de “sabor de mar”, tal vez salado, y en el plano nutricional aportan vitaminas, proteínas vegetales, y minerales. Comer las hamburguesas vegetales sin acompañamiento es un acto de valentía solo al alcance de los verdaderos anacoretas, así que yo las acompañé en este caso de un pimiento rojo pasado por la sartén. Podéis acompañarlas de verduras, patatas panadera, ensalada, etc…

Hamburguesas de tofu y algas

Hamburguesas de tofu y algas

Estas hamburguesas las compré en un hipermercado Alcampo, aunque cuentan con una distribución bastante extendida.

¡Buen provecho!

Hace unas semanas me planteé volver a comer galletas. La lista de alimentos permitidos que me proporcionó mi médico incluye las galletas integrales en la columna de alimentos permitidos todos los días. Pero uno que tiene un espíritu científico no iba a comprar la primera galleta integral que se le pusiera por delante. Así que me acerqué a un establecimiento Alcampo y allí compré tres marcas diferentes de galletas integrales (las que me parecían más aptas para una dieta sin colesterol) con el objetivo de analizarlas en casa.

Las tres marcas de galletas escogidas fueron:

  1. VIRGINIAS B-san
  2. GULLÓN Active Integral
  3. RÁDISSON Diet Fresa y Chocolate

Todas estas marcas se anuncias como galletas integrales, vegetales, y demás adjetivos “sanos”. Lo primero que hay que mirar en estos casos (para que vosotros mismos podáis comparar otros tipos de galletas) es la lista de ingredientes, para detectar ingredientes “sospechosos”. Iremos por orden:

  1. VIRGINIAS B-san: de todos los ingredientes hay uno que nos tiene que poner los pelos de punta, la grasa vegetal parcialmente hidrogenada. Si os hablan de grasas vegetales sin especificar el origen, sospechad, porque seguro que utilizan grasas baratas (de coco, de palma) que contienen una alta cantidad de grasas saturadas que pueden acabar transformándose en colesterol en nuestro cuerpo. ¿Y porqué hidrogenadas? mediante este proceso, los aceites vegetales ganan en grasas saturadas y presentan una consistencia más parecida a las grasas animales (sólidas a temperatura ambiente, mientras que las grasas vegetales son líquidas a temperatura ambiente)… total, doble dosis de grasas saturadas que no son convenientes para nuestra dieta sin colesterol.
  2. GULLÓN Active Integral: repasando la lista de ingredientes no se observa nada sospechoso, ya que incluso se especifica que el aceite vegetal utilizado es de girasol alto oleico (que produce más aceite por cada planta), que es correcto para una dieta sin colesterol.
  3. RÁDISSON Diet Fresa y Chocolate: los ingredientes incluyen grasa vegetal no hidrogenada. Igual que en el caso de las galletas VIRGINIAS, el hecho de que no especifiquen el orígen de la grasa vegetal nos hace pensar que serán las más baratas y ricas en grasas saturadas. Por suerte, en este caso no son hidrogendas por lo que su contenido en grasas saturadas será menor que en el caso de las VIRGINIAS.

Veamos si toda esta explicación teórica se traduce en el contenido de grasas saturadas de las galletas (valores por 100 grs):

  1. VIRGINIAS B-san: 14 grs
  2. GULLÓN Active Integral: 1,9 grs
  3. RÁDISSON Diet Fresa y Chocolate: 6,9 grs

Cuando la explicación teórica coincide con el resultado práctico el científico dibuja una sonrisa. Los números están claros pero, ¿y el sabor? Aquí mi preferida es GULLÓN, que tiene un buen sabor y una consistencia propia de las galletas integrales: se deshacen más que una galleta tradicional. Las VIRGINIAS tienen un sabor parecido, también aceptable, pero las RÁDISSON fallan en su combinación de fresa y chocolate: no se pueden comer de tan artificial que es el sabor. Aunque quizás gustará a los fanáticos de los chicles de fresa.

Así pues, de esta contienda hay un único ganador, las galletas GULLÓN Active vegetal, que vienen en un envase de cartón que contiene dos columnas de galletas (560 grs en total).

Galletas sin colesterol

Galletas sin colesterol

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 04/10/2009

Danacol y los esteroles vegetales

El otro día estaba comiendo en mi restaurante habitual cuando por accidente escuché una conversa vecina sobre los beneficios de Danacol para reducir los niveles de colesterol. No era la primera vez que lo escuchaba, y me entró curiosidad por saber qué había detrás de esta opinión que el Danacol reduce los niveles de colesterol. Además en este caso la gente es muy marquista, y no habla de los preparados lácteos para reducir el colesterol de otras marcas (Flora, Kaiku)… ¿porqué será?

Empecé por comprarme un “pack” de Danacol y probarlo. El gusto es muy parecido a otros yogures bebibles, aunque síque tiene un regusto especial. A los que les moleste este regusto, pueden optar por un Danacol de sabores.

¿Qué hace especial al Danacol? Pues que es un yogur bebible enriquecido con esteroles vegetales. Los esteroles vegetales son unas sustancias equivalentes al colesterol animal. De hecho, colesterol y esteroles vegetales pertenecen al grupo genérico de los esteroles. Los esteroles vegetales están presentes en alimentos diarios como por ejemplo las verduras, las frutas, y los frutos secos.

Vale, ya sabemos qué son los esteroles vegetales pero, ¿porqué son beneficiosos para reducir el colesterol? En este punto voy a basarme en los datos de la American Heart Association (AHA), que seguro que es más imparcial que la información filtrada por Danone, Unilever, u otras multinacionales que comercializan productos con esteroles. Pues bien, la AHA admite que hay estudios que demuestran la bondad de un tipo determinado de esteroles en la reducción de la absorción de colesterol. Concretamente, en estos estudios se observó una reducción del 10% del colesterol malo LDL en población con niveles moderados de colesterol. A pesar de la luz arrojada por estos estudios, la AHA concluye lo siguiente (reproducido en su idioma original):

  • Large population-based studies with collected dietary data should then be reanalyzed to quantify intakes of plant sterols, flavonoids and sulfur-containing compounds, and to assess possible relationships with atherosclerosis and other chronic diseases.
  • Studies using newer techniques to measure cholesterol absorption and lipoprotein metabolism must be conducted to define the mechanism of action of each of these micronutrients.
  • A direct assessment of the influence of micronutrients on lipoprotein profiles, hemostatic factors and cardiovascular disease must be made. Some micronutrients may not act alone but in concert with other dietary components.

Use of foods containing plant sterols should be reserved for adults requiring lower total and LDL cholesterol levels because they are at high risk of — or have had — a heart attack.

Es decir (y a continuación hago una traducción libre del párrafo anterior), que a pesar de que hay resultados prometedores sobre el efecto beneficioso de los esteroles vegetales en la reducción del nivel de colesterol malo LDL, todavía hay que realizar más estudios que abarquen mayor número de personas y que ayuden a entender los mecanismos que provocan dicha reducción de colesterol LDL, así como determinar la relación de los esteroles con otros nutrientes, ya que es posible que no actúen solos sino en combinación. En definitiva (y aquí traduzco literalmente la última frase de las conclusiones), el consumo de alimentos enriquecidos con esteroles vegetales debe reservarse a personas adultas que necesiten bajar sus niveles de colesterol total y LDL por estar en gran riesgo de sufrir o haber sufrido un ataque al corazón.

Sacad vuestras propias conclusiones. Yo seguiré investigando para intentar comprender los beneficios de estos productos.

Yogur con esteroles Danacol

Yogur con esteroles Danacol

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 26/09/2009

Dados de salmón con verduras

El pescado azúl (pescado con un alto contenido de grasas) es una fuente de ácidos grasos omega-3. Dichos ácidos grasos tienen un efecto beneficioso sobre las enfermedades cardiovasculares, modulando el nivel de colesteroltriglicéridos. Parece claro que las culturas que consumen mayor proporción de pescado azul tienen menor incidencia de enfermedades cardiovasculares. El pescado azul es, por lo tanto, un elemento importante en una dieta sin colesterol.

Uno de los pescados azules habituales en nuestros mercados es el salmón, así que hoy le dedicamos una suculenta receta: dados de salmón con verduras.

Los ingredientes que necesitaremos son (dejo a elección del lector las cantidades, dependiendo de los gustos personales):

  • Salmón cortado en dados. Un buen salmón procedente de algún mar del norte se distingue por su saludable color rosado y sus visibles vetas de grasa.
  • Verduras: brócoli, pimiento rojo, calabacín, cebolla

La elaboración de este plato es muy sencilla:

  1. Pasamos las verduras por la sartén (con un chorro de aceite de oliva), procurando que el aceite esté caliente para que las verduras queden crujientes por fuera y tiernas por dentro, sin perder demasiada agua. El orden es muy importante, ya que hay verduras que tardan más que otras en quemarse. En nuestro caso, el orden será: brócoli, pimiento rojo, cebolla, calabacín.
  2. Cuando las verduras ya están en su punto, añadir los dados de salmón. Lo mejor es subir el fuego en este momento para marcar el salmón: dorar los dados de salmón rápidamente para que se mantenga la textura jugosa en la parte interior del dado.
  3. ¡Ya tenemos el plato listo para servir! Podéis acompañarlo de una copita de vino blanco.
Dados de salmón con verduras

Dados de salmón con verduras

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 19/09/2009

Aguacates rellenos de atún

En diversas ocasiones he escuchado comentarios acerca del aguacate y su relación con el colesterol: en la mayoría de casos la gente opina que el aguacate no es apto para una dieta sin colesterol. Esta opinión me extrañaba mucho, ya que se trata de una fruta. Tras una sencilla investigación, veo que la composición nutricional del aguacate es la siguiente:

  • 76% de agua
  • 15% de grasas (un 2% de grasas saturadas y 0% de colesterol)
  • 9% de hidratos de carbono

Por lo tanto, como cabía esperar, el aguacate no contiene colesterol (recordemos que el colesterol es una grasa que encontramos únicamente en alimentos animales, no en los vegetales) y tiene una pequeña cantidad de grasas saturadas. Así pues, podemos comer aguacate tranquilamente en nuestra dieta sin colesterol.

Una manera de preparar un plato con aguacates (además de servirlo en trozos en una ensalada), es rellenarlos de atún. Es una manera sencilla y rápida de preparar un plato refrescante y nutritivo para los meses calurosos del año. Ahí van los ingredientes (por persona):

  • 1 aguacate
  • 40 grs de atún en lata (en aceite de oliva)
  • 50 grs arroz
  • 1/4 cebolla
  • 1 aceituna

Y los pasos para la preparación son muy sencillos y rápidos:

  1. Se parte el aguacate por la mitad, se extrae el hueso, y se vacía con la ayuda de una cuchara. La carne del aguacate se deposita en un cuenco y la piel (que conserva la forma del aguacate) se guarda a parte.
  2. Se hierve el arroz.
  3. Mientras se hierve el arroz, mezclamos el atún (desgajado previamente) con la carne del aguacate. Hacemos lo mismo con la cebolla, cortada muy fina.
  4. Una vez el arroz está hervido, lo escurrimos, lo enfriamos con agua, y lo mezclamos con la carne del aguacate.
  5. Finalmente, rellenamos la piel del aguacate con la mezcla que hemos preparado, y dejamos el resultado el la nevera para que esté más fresca al servirlo (aunque esto va a gustos).
  6. En el momento de servirlo, añadimos una aceituna a cada aguacate a modo de decoración.

El resultado final lo podéis ver en la siguiente fotografía:

Aguacate relleno de arroz

Aguacate relleno de atún

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 12/09/2009

Aperitivos sin colesterol (I): bolas de maíz

El aperitivo del domingo es una de aquellas tradiciones que desgraciadamente está perdiendo popularidad. Un vasito de vermut negro, con un par de cubitos de hielo y un trozo de piel de naranja, acompañado por unas olivas encurtidas… mmm, ¡qué placer más sencillo! Pero, si queremos respetar nuestra dieta sin colesterol, ¿qué otros alimentos pueden acompañar nuestros aperitivos de domingo?

Hace tiempo ya que probé este producto, se trata de unas bolas de maíz crujientes, ideales para tomar como refrigerio. Es un producto totalmente vegetal, que por lo tanto no aporta colesterol. Los únicos ingredientes son harina de maíz procedente de agricultura ecológica, y sal marina. El gusto es de maíz tostado con un punto de sal, ideal para picar durante esos aperitivos de domingo.

Bolas de maíz

Bolas de maíz

El producto lo comercializa una empresa italiana especializada en productos de agricultura ecológica y que tiene un nombre poético: La Finestra Sul Cielo. Yo compré la bolsa de 50 grs en un establecimiento Marsan, y el precio fue de 1 €.

¡Buen aperitivo!

Quizás hubiese tenido que publicar este artículo el primer día de vida del blog, pero el momento ha llegado ahora. Todo el mundo habla del colesterol, de sus peligros, del colesterol bueno, del malo, y del feo, pero ¿sabemos realmente de qué estamos hablando? Aprovechando el material didáctico publicado por el Gobierno de los Estados Unidos voy a explicar algunos conceptos básicos relacionados con el colesterol.

En primer lugar, ¿qué es el colesterol? El colesterol es una sustancia grasa que se encuentra en las paredes celulares de todas las partes del cuerpo (sistema nervioso, hígado, corazón, etc…). El cuerpo humano utiliza el colesterol para producir otras sustancias, como hormonas, bilis, vitamina D, … por lo tanto, el colesterol es necesario para la vida humana.

El colesterol no puede viajar por si mismo por el cuerpo humano. Al tratarse de una sustancia grasa, no se mezcla con la sangre (sustancia acuosa) igual que el aceite no se mezcla con el agua. Para el transporte del colesterol de una parte del cuerpo humano a otra existen las llamadas lipoproteínas, y tenemos dos tipos, que seguro que os son familiares a aquellos que os hayáis hecho un análisis de sangre:

  • Lipoproteínas de baja densitad o LDL: son las encargadas de transportar el colesterol a los diferentes tejidos del cuerpo humano (incluidas las arterias). Un alto nivel de colesterol LDL, por lo tanto, indica que mucho colesterol se está transportando a las arterias (entre otros tejidos), lo que a la larga puede provocar problemas cardiovasculares. Es el colesterol malo, aunque estrictamente hablando solo hay un tipo de colesterol, lo que pasa es que este va al sitio equivocado: va a acumularse en los tejidos, entre ellos las arterias. A partir de ahora, al colesterol que transporta la lipoproteína LDL lo llamaremos colesterol LDL. Por lo tanto, un alto nivel de colesterol LDL aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular.
  • Liporoteínas de alta densidad o HDL: son las encargadas de transportar el colesterol desde los tejidos hasta el hígado, donde el colesterol es eliminado del cuerpo. Por lo tanto, un bajo nivel de colesterol HDL aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular.

¿Cómo nos perjudica el colesterol LDL? Un exceso de colesterol LDL por la sangre provoca que parte de este colesterol quede atrapado en las arterias (como la arteria es también un tejido, el colesterol LDL no tiene problemas en adherirse a las paredes de las células de las arterias). El colesterol atrapado en las arterias se va acumulando hasta formar una placa, que provoca que el conducto de la arteria se estreche y ésta pierda flexibilidad. Este último fenómeno es lo que se conoce como arterioesclerosis.

Este proceso de acumulación de colesterol en las arterias puede ocurrir en cualquier lugar del cuerpo. Si ocurre en arterias cercanas al corazón (las llamadas arterias coronarias), entonces puede llegar a ocurrir que no llegue suficiente oxígeno ni nutrientes a los músculos del corazón, provocando dolor en el pecho o angina de pecho.

Algunas de estas placas arteriales son inestables, es decir, pueden romperse y circular por el flujo sanguíneo, hasta que llegan a una arteria más estrecha y pueden bloquearla formando un coágulo sanguíneo. Este problema es muy serio, ya que puede derivar entre otras dolencias en un infarto agudo de miocardio, principal causa de muerte entre hombres y mujeres en todo el mundo, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un nivel elevado de colesterol en la sangre (específicamente, un nivel elevado de colesterol LDL y un bajo nivel de colesterol HDL) es por lo tanto un factor de riesgo para las enfermedades coronarias.

Reconozco que el artículo pone un poco los pelos de punta respecto a las consecuencias de un colesterol alto. Debe ser así, se trata de un problema serio y que puede derivar en dolencias que no nos gustaría padecer: anginas de pecho, embolias, e infartos de miocardio. Mejor saberlo para poder poner remedio, como intento hacer yo con mi dieta sin colesterol.

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 06/09/2009

Habitas con chipirones

¿Quién ha dicho que una dieta sin colesterol es aburrida o poco sabrosa? Hay platos deliciosos que podemos incorporar a nuestra dieta sin colesterol y que podemos preparar tranquilamente para cuando tengamos invitados en casa. Este es el caso de las habitas con chipirones. Hace días que tenía este plato en mente, incluso compré las habitas en el supermercado. Tras varios días acudiendo a la pescadería del mercado sin encontrar chipirones frescos, pensaba que tendría que buscar otra salida a las habitas. Pero este sábado se hizo la luz: un restaurante que había hecho un pedido de chipirones en mi parada de pescado habitual falló y no vino a recogerlas. El resultado: chipirones frescos a un precio más que razonable (18 €/kg) ya que al ser sábado pasado el mediodía había que sacar el género. Los chipirones frescos, dependiendo del tamaño, pueden llegar a los 30-36 €/kg.

Y la receta, como pasa con los grandes platos, no es muy difícil. Lo más difícil es conseguir unos buenos ingredientes, a saber (para 2 personas):

  • 200 grs (peso escurrido) de habitas tiernas pre-cocidas. Con el líquido que viene en el envase suelen pesar unos 400grs. Yo utilicé unas habitas de la marca Gutarra, perteneciente al Grupo Riberebro.

    Habitas Gutarra

    Habitas Gutarra

  • 400 grs de chipirones frescos. Esto es lo más difícil de conseguir.
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate
  • 1/2 cebolla
  • Un vasito de vino blanco, si es bueno mejor. En este caso yo utilizé un Rueda (100% uva verdejo). Soy contrario a la corriente filosófica que sostiene que para cocinar con un vino barato basta. Yo me adscribo a la corriente filosófica que dice que si en la mesa sólo bebes buen vino, no hay razón para cocinar con vino barato. O lo que es lo mismo: si escatimas con los ingredientes, no esperes obtener un buen plato.

La preparación, como ya he apuntado, es muy sencilla, solo hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Limpiar y preparar los chipirones. Es un trabajo de chinos (con perdón): hay que separar las patitas del cuerpo, vaciar el cuerpo de todo el aparato digestivo (sugiero dar la vuelta al chipirón como si fuese un calcetín), y quitarle el hueso de forma ovalada, reminiscencia de una antigua concha… pues eso, tomároslo con calma.

    Los chipirones

    Los chipirones

  2. Preparar el sofrito: en una paella con aceite de oliva iremos tirando, por este orden, el tomate troceado, la cebolla picada pequeña, y el diente de ajo también picado.
  3. Cuando el sofrito esté listo (la cebolla se torna transparente), añadimos los chipirones. Soltarán agua con tinta y menguarán… todo va bien. Aumentar el fuego.
  4. Posteriormente, añadimos las habitas, que al estar ya hervidas solo tendrán que calentarse y empaparse. Es el momento también de añadir el chorrito de vino blanco.

    Cocinando las habitas con chipirones

    Cocinando las habitas con chipirones

El resultado, como vemos a continuación, es para chuparse los dedos. Un plato perfecto para un menú marinero (en nuestro caso el plato vino secundado por una deliciosa ventresca de atún a la plancha) acompañado de un vino blanco de Rueda (o un Chardonnay de Navarra, por ejemplo).

Habitas con chipirones

Habitas con chipirones

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 03/09/2009

Mes de Educación sobre el Colesterol

Que si los norteamericanos esto, que si los norteamericanos lo otro… vale, pero hay que reconocer que tenemos cosas que aprender de ellos. Como por ejemplo, su “National Cholesterol Education Month”, algo así como el Mes de la Educación sobre el Colesterol (Nacional). Se trata de una serie de actividades promovidas por el Gobierno de los Estados Unidos de América (¿oléis a azufre?) para aumentar el conocimiento de la sociedad norteamericana en lo referente al colesterol y a los problemas asociados a la hipercolesterolemia. Teniendo en cuenta que en Estados Unidos hay 98 millones de personas mayores de 20 años con un nivel de colesterol en sangre elevado (por encima de 200 mg/dL), el dinero de la campaña está bien empleado.

Mientras esperamos en España una iniciativa similar (y si alguien conoce alguna, que lo diga), tendremos que contentarnos con algunos de los materiales que proporciona el Gobierno de los Estados Unidos. Entre ellos, destaca una guía para bajar los niveles de colesterol con cambios terapéuticos en el estilo de vida.

Para aquellos que no dominéis la lengua de Shakespeare y de Mr Bean, o para aquellos demasiado vagos para abrir la guía, publicaré una serie de artículos referidos a los consejos que aparecen. Para abrir boca, un resumen de los factores que influyen en nuestros niveles de colesterol, divididos en factores que no podemos controlar, y factores que sí podemos controlar.

Factores que no podemos controlar:

  • Herencia genética: tengo en mente escribir un artículo sobre esto… mi familia viene de una zona con pueblos donde el 50% de la población tiene colesterol alto por motivos genéticos. ¡Qué suerte la mía!
  • Edad y sexo: el colesterol en la sangre aumenta a partir de los 20 años hasta los 60-65. Los hombres tienen por lo general niveles de colesterol más altos que las mujeres hasta los 50 años, cuando la situación se invierte por la menopausia.

Factores que podemos controlar:

  • La dieta (sin colesterol): hay tres elementos en nuestra dieta que aumentan el nivel de colesterol malo (LDL) en la sangre: grasas saturadas, grasas trans, y colesterol. Más sobre esto en futuros artículos.
  • El sobrepeso: esos kilos de más hacen aumentar el nivel de colesterol malo y triglicéridos en la sangre. Hay que mantener la “operación bikini/bañador” durante todo el año.
  • La inactividad física: el sedentarismo es malo en la medida en la que contribuye al sobrepeso. ¡Hay que moverse! uno, dos, uno, dos…

Lo dicho, en breve publicaré unos artículos divulgativos tomando como base la mencionada guía publicada por el Gobierno Norteamericanos.

Y para acabar, un repaso a vuestro inglés (y al orígen de la palabra SPAM):

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 29/08/2009

Las semillas de lino y el colesterol

Revisando noticias y estudios clínicos relacionados con el colesterol, he leído sobre las propiedades beneficiosas de las semillas de lino y del aceite de semillas de lino. Había oído hablar sobre ello anteriormente, pero no le había prestado la atención necesaria.

Efectivamente, las semillas de lino y el aceite de semillas de lino (también conocido como aceite de linaza) proporcionan gran cantidad de ácidos omega-3, cuyos beneficios relacionados con el colesterol y afecciones cardiovasculares han sido apuntados por numerosos estudios clínicos.  Quizás uno de los estudios más completos sobre las propiedades del aceite de lino sobre la salud es el publicado por el Memorial Sloan-Ketterin Cancer Center de Nueva York en 2007.

¿Y cuál es la mejor manera de comer semillas de lino o aceite de linaza? A mí se me ocurren dos: comprar directamente semillas de lino que venden en supermercados de productos ecológicos y espolvorearlas en ensaladas, panes, etc… o bien comprar aceite de linaza y usarlo en ensaladas o beberlo directamente, aunque esta última opción puede ser menos recomendable por el fuerte gusto de este aceite.

Yo por ejemplo he comprado una bolsita de semillas de lino provenientes de agricultura ecológica de la empresa Biocop y en la etiqueta recomiendan consumirlas de las siguientes maneras:

  • En crudo, dejándolas previamente en remojo durante unas horas. En este caso se recomienda una cucharada sopera por la mañana en ayunas y otra por la noche antes de acostarse.
  • Molidas en forma de harina
  • Mezcladas con zumos o yogur
  • Incorpora en la masa del pan o espolvoreadas por encima

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 22/08/2009

Ventresca (barriga) de atún rojo a la plancha

Todavía tengo fresco el recuerdo de mi visita, durante las vacaciones de verano, al pueblo gaditano de Zahara de los Atunes. Este pueblo, muy cercano al puerto pesquero de Barbate, es conocido por un antiguo arte de pesca: la almadraba. Este arte de pesca ya se utilizaba antes de la colonización romana de la Península Ibérica. Durante los últimos 2.000 años, los pescadores de Zahara de los Atunes han desplegado sus redes para conducir los atunes rojos hasta una zona donde los sacarán del agua con ganchos, en una lucha cuerpo a cuerpo entre los pescadores y los enormes atunes (el peso mínimo de los atunes capturados en la almadraba es de unos 70 kgs). Para poneros en situación, os dejo este video del programa “Callejeros” de Cuatro:

En uno de los restaurantes cercano al Castillo de la Almadraba, comí un suculento plato: barriga de atún a la plancha. Se trataba de la parte del atún que en otros lugares se conoce también como ventresca. Esta parte es especialmente rica en grasa, y su textura es muy especial. El corte incluía una tira de grasa, que le daba el aspecto de un entrecot de ternera. Esta grasa estaba deliciosa, y debido a que se trata de un pescado azul, es rica en ácidos grasos omega-3, que ayudan a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre y a hacer la sangre más fluida, lo que disminuye el riesgo de aterosclerosis y trombosis. Además, desde un punto de vista nutricional, el atún es el pescado habitual en la dieta que posee más contenido en proteínas de alto valor biológico (23 grs por 100 grs de atún), superior incluso a algunas carnes.

Pasadas las vacaciones, el plato de barriga de atún rojo continuaba grabado en mi memoria, así que me decidí a cocinarlo en casa. Es un plato muy sencillo, y su única dificultad radica en conseguir la materia prima, un buen corte de ventresca o barriga de atún rojo. Para esta tarea me desplacé a uno de los grandes mercados de mi ciudad, donde conozco una puesto de pescado que sirve a restaurantes y que siempre tiene piezas muy especiales (y nunca de piscifactoria). Están bastante especializados en atún, y siempre tienen buenas piezas de este pescado. Efectivamente, el día que me acerqué al puesto, tenían algunas piezas sorprendentes, como un calamar de más de 1 kg, una lubina para 4 personas (debía pesar unos 2-3 kg), kokotchas de rape, colas de rape monstruosas… así da gusto comprar. Respecto al atún, ahí estaba: una pieza de ventresca de atún rojo suculenta, con sus vetas de grasa. Compré un par de trozos bastante gruesos, a 28 € el kg (estaba de oferta porque ahora en agosto no hay mucho movimiento). Con esto ya tenía el 90% del plato.

La elaboración del plato no tiene secreto. Lo acompañé de unas patatas panadera (también conocidas como patatas de pobre): se cortan las patatas en rodajas, se corta también una cebolla, y se calienta a fuego lento en una paella con abundante aceite de oliva, para que lo vayan absorbiendo y queden con una textura muy suave. El atún, para que quede con dos colores (tostado por la parte de fuera y rosado por la parte interior), debe hacerse en una paella o plancha muy caliente y con una pizca de aceite. Una vez la plancha está muy caliente, se marca el atún, es decir, se pone en la plancha por ambos lados durante unos pocos segundos, para evitar que la pieza pierda agua y así conserve su textura jugosa. Después de marcar, ya se puede asar un rato más por cada lado (yo lo dejo unos 30 segundos por lado, aunque depende del grosor de la pieza). Idealmente, el atún quedará rosado por dentro, lo cual nos asegura un jugoso bocado. Un poco de sal gorda por encima, las patatas panadera, un buen vino blanco para acompañar, y ya tenemos un plato fenomenal. Ahí van las imágenes del plato:

Ventresca de atún al natural

Ventresca de atún al natural

Ventresca de atún a la plancha

Ventresca de atún a la plancha

Detalle del punto de cocción del atún

Detalle del punto de cocción del atún

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 19/08/2009

Ensalada de alubias

Cuando el calor aprieta en verano, apetece comer platos frescos que nos aporten también nutrientes y líquidos para combatir la deshidratación. Es el momento de sacar la lista de ensaladas y ponerse manos a la obra.

Hoy os presento una ensalada de preparación muy fácil y obviamente sin colesterol: la ensalada de alubias. Los ingredientes que necesitamos para dos personas son:

  • 200 grs de alubias blancas pre-cocidas
  • 1 lata (110 grs) de atún en aceite de oliva
  • Media cebolla
  • 2 tomates pequeños o 1 mediano
  • 8 olivas negras sin hueso
  • Aceite, vinagre, sal

Para la preparación, iremos añadiendo los ingredientes en un bol (que nos servirá ya para presentar el plato en mesa) según los siguientes pasos:

  1. En primer lugar escurriremos el líquido de las alubias y las enjuagaremos para que pierdan esa película aceitosa que tienen las alubias pre-cocidas envasadas. Yo las pongo en un escurridor y hago circular agua del grifo durante un rato. Después de este proceso, pondremos las alubias en el bol.
  2. Abriremos la lata de atún y escurriremos el líquido. Pincharemos el atún con un tenedor repetidamente para conseguir trozos muy pequeños, y lo añadiremos al bol.
  3. Para que la cebolla pase casi inadvertida (pero manteniendo sus saludables propiedades), la cortaremos en trozitos muy pequeños. Aquí cada uno que utilice su técnica. Desaconsejo el uso de aparatos trituradores ya que acostumbran a destrozar la cebolla.
  4. El tomate lo cortaremos en daditos. Como ya he comentado en este blog, el tomate tiene grandes propiedades frente al colesterol.

Una vez tenemos todos estos ingredientes en el bol, lo removemos con una cuchara grande para conseguir una ensalada homogénea, y lo metemos en la nevera antes de servirlo para que la ensalada esté fresquita. Dejaremos a elección de los comensales la dosis de aceite, vinagre, y sal. El resultado lo podéis ver en la siguiente foto:

Ensalada de alubias

Ensalada de alubias

¡Buen provecho!

A estas alturas de la película (llevo ya un año siguiento una dieta sin colesterol) empiezo a tener claras las diferencias entre los diferentes tipos de salchichas vegetales. Hay dos grandes tipos, las de tofu y las de proteina vegetal (principalmente gluten de trigo). Depende de la predominancia de un componente u otro tenemos unas salchichas más consistentes y de sabor más suave o soso (tofu), o salchichas de consistencia más granulosa, que se desacen con más facilidad en la boca, y de un sabor un poco más fuerte (proteina vegetal).

Salchichas vegetales de tofu

Salchichas vegetales de tofu

Hoy hablaremos de una salchicha de tofu, en concreto de las salchichas vegetales de tofu a las finas hierbas de la marca Nicklas Chefranz. Esta marca es una de las que ofrece la compañía Coposa, de Navarra. Esta compañía produce diversos productos alimentarios elaborados, y bajo la marca Nicklas Chefranz (supongo que la elección de la marca es una cuestión de marketing, ya que el logotipo nos hace pensar en una marca alemana) ofrece salchichas vegetales de tofu con diferentes sabores, según podemos leer en este catálogo. Una vez calentadas, estas salchichas tienen la textura suave en boca tan característica de las salchichas de tofu. Gracias a su condimento de finas hierbas, el sabor se potencia. Es común en las salchichas de tofu sin condimento que el sabor sea un tanto insípido, demasiado neutro. Yo últimamente me decanto siempre por salchichas de tofu con algún condimento o ahumadas.  Respecto a sus características nutricionales, tienen un alto contenido en grasa pero se trata de grasas vegetales adecuadas para nuestra dieta sin colesterol. Si echamos un vistazo a los ingredientes veremos que no hay ningún aceite vegetal “prohibido”, ni grasas vegetales hidrogenadas, ni otros ingredientes “sospechosos”. Además, hay que destacar que los ingredientes provienen de cultivos de agricultura ecológica, y así se certifica mediante el sello correspondiente en el envase, tal como podéis observar en la fotografía adjunta.

Estas salchichas las compré en un hipermercado Alcampo.

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 05/08/2009

Arroz negro con calamares

Hasta ahora, en este blog no han abundado las recetas para nuestra dieta sin colesterol. Hoy propongo un plato marinero, estival, y por supuesto sin colesterol. Además es muy fácil de cocinar y muy resultón.

Caldo para arroz negro Aneto

Caldo para arroz negro Aneto

En primer lugar, tengo que hablar de un producto que nos facilitará mucho la tarea de cocinar el arroz negro: el caldo para arroz negro de la empresa Aneto (o para ser exactos: Jamón Aneto S.L.). Aneto es una empresa que se ha hecho famosa por sus caldos de muy alta calidad. El primer producto en saltar a la fama fue el caldo natural de pollo, que, como todos los caldos Aneto, se elabora mediante la cocción de ingredientes naturales durante horas en una gran olla industrial. Es decir, igual que en casa pero en dimensiones industriales. Por los comentarios de la gente y mi propia experiencia con diversos caldos de esta casa, el resultado es muy bueno y marcan un salto cualitativo respecto a otros caldos envasados. El caldo para arroz negro, en particular, contiene un sofrito de aceite de oliva, tomate, cebolla, y ajos, al cual se añade pimentón y azafrán. La cocción continúa durante 2 horas con el marisco y el pescado de roca, al cual se añade caldo de pescado y finalmente la tinta fresca de calamar que da el color negro al caldo. Como véis por los ingredientes, este caldo está libre de colesterol. Los caldos Aneto los podréis encontrar en cualquier supermercado, y os recomiendo explorar toda la variedad (caldo para paella, fideuá, de pescado, de navidad, con pollo ecológico, etc…).

Y ahora vamos a preparar el arroz negro. Los ingredientes que necesitaremos para 2 personas son:

  • 1 calamar fresco de playa
  • 1 diente de ajo
  • 2-3 tomates
  • 200 centímetros cúbicos (cc) de arroz (un vaso de agua contiene usualmente un poco más de 200 cc)
  • 400 cc de caldo de arroz negro Aneto

Y la receta es bien sencilla:

  1. Se cortan los calamares en rodajas y se frien en una paella
  2. Posteriormente se añade un diente de ajo
  3. Cuando el ajo se dora, se rallan dos o tres tomates encima
  4. Todo esto continúa friéndose hasta que el tomate adquiere una textura de mermelada (pierde su contenido de agua). En ese momento, se añade el arroz (100 cc de arroz por persona, es decir, medio vaso de agua), y se frie también un poco antes de añadir el caldo
  5. A continuación, se añade el caldo, que habremos estado calentando en una olla a parte, en una proporción doble del arroz (200 cc de caldo por persona)
  6. En ese momento aumentamos la potencia del fuego hasta que el caldo comienza a hervir. Llegados a este punto, bajamos el fuego al mínimo y lo tapamos
  7. Cuando el caldo se haya consumido, el arroz ya estará listo para servir. Le podemos añadir perejil fresco por encima

Si los ingredientes son de primera calidad y habéis puesto esmero en la cocina, el resultado será un fantástico arroz negro, que podréis acompañar con un refrescante vino blanco. Particularmente os recomiendo un vino de la Denominación de Origen Rueda, aunque esto va a gustos. De momento deleitaros con el resultado de la receta:

Arroz negro con calamares

Arroz negro con calamares

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 03/08/2009

La dieta vegana

A veces me encuentro con un problema cuando intento definir mi dieta. Hace ya más de un año que sólo como productos vegetales y pescado. Pero si en un restaurante digo que soy vegetariano, me ofrecen platos que contienen huevo o queso… si entonces les digo que además no como ni huevo ni derivados lácteos, me miran extrañado. ¿Qué cara pondrían si les digo que soy vegano y que además como pescado?

Hazte vegano

Hazte vegano

Estrictamente hablando, un vegano es aquella persona que rechaza cualquier producto de origen animal, ya sea en su dieta o en su guardarropa. Así pues, un vegano únicamente comerá productos de origen vegetal y vestirá con ropa de fibras vegetales (algodón, lino, …). Los motivos para abrazar esta filosofía de vida son varios, desde creencias religiosas (jainismo y budismo) hasta razones púramente éticas. Desde un punto de vista nutricional, una dieta vegana es por definición una dieta sin colesterol, por lo que siempre que veamos una referencia al veganismo en algún producto alimenticio podemos confiar que será adecuado para nuestra dieta.

En mis estancias en Estados Unidos he escuchado con relativa frecuencia el término y he visitado restaurantes que, además de un menú vegetariano, ofrecen un menú vegano. En España todavía no he encontrado establecimientos con esta oferta. Seguramente existen, así que si vosotros los conocéis no dudéis en dejar un comentario.

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 01/08/2009

Ojos que no ven… corazón que se resiente

Ayer leí en el suplemento de salud de un diario una noticia sorprendente: un 55% de los españoles no controla sus niveles de colesterol una vez al año, tal como es recomendable. De este grupo, un 80% ni tan siquiera tiene la intención de hacerlo. Las cifras provienen de una encuesta de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN).

Los resultados de esta encuesta no me han sorprendido. Hablando con amig@s, me he dado cuenta del relativo grado de desinterés por los problemas del colesterol. Seguramente este desinterés viene dado por tratarse de una “enfermedad silenciosa” que no acarrea problemas de salud inmediatos, sino que sus efectos perniciosos aparecen tras años de hipercolesterolemia. Me ha venido a la cabeza aquella frase de “ojos que no ven, corazón que no siente”, aunque en este caso, desgraciadamente, el corazón sí que siente, y más que sentir, se resiente.

Taparnos los ojos con una venda en lo que respecta al colesterol no va a servirnos de nada, al contrario, nos va a perjudicar seriamente. Por lo tanto, seguid los consejos médicos y controlad vuestro nivel de colesterol periódicamente.

Para los más curiosos: vale la pena echar una ojeada al documento sobre dislipemias (alteraciones en la concentración de lípidos en el plasma sanguíneo) preparado por la SEMERGEN, podéis encontrar todo el material pulsando aquí.

¡Buena lectura!

Posteado por: autor | 22/07/2009

Alioli sin colesterol

El alioli es una salsa tradicional de todo el arco mediterraneo, desde España hasta Italia pasando por Francia.  Se utiliza para acompañar diversos platos, entre los que destacan el bacalao.

La fórmula tradicional de alioli es perfectamente apta para una dieta sin colesterol: ajo, aceite, y sal, pasados por un mortero con paciencia de santo y ritmo constante. Conseguir que el alioli emulsione correctamente es todo un arte, y para facilitar esta tarea en algunos lugares añaden otros ingredientes, por ejemplo la yema de huevo. En estos casos el resultado deja de ser apto para una dieta sin colesterol, y deberemos buscar alguna alternativa.

Alioli Feliubadaló

Alioli Feliubadaló

Para que no perdamos la paciencia empuñando el mortero, existen numerosas alternativas en el supermercado. Es el caso de la salsa alioli que nos ocupa hoy: Feliubadaló, una empresa tradicional que abastece a restaurantes y hoteles y ofrece también sus productos al gran público. Parece ser que su producto estrella es la salsa romesco, para la que ofrecen algunas recetas, pero ya hablaremos de esta salsa otro día.  El alioli Feliubadaló no continene más que ajo, aceite de oliva, y sal, y la etiqueta indica explícitamente que no contiene huevo, por si las dudas. La misma empresa ofrece también aliolis elaborados con aceite de girasol, o incluso picantes. En la variedad está el gusto.

En la página web de Feliubadaló incluso podréis hacer la compra on-line. Una caja de 20 unidades (100 grs cada envase unitario) de su alioli de aceite de oliva cuesta 28 €.

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 13/07/2009

Yogur de soja (II): el chocolate

Ayer tuve una desilusión terrible. Estaba hojeando el libro “Controla tu colesterol ” para consultar una duda sobre las propiedades nutritivas del chocolate, y descubrí que ¡no está recomendado para hipercolesterolemios! Ni siquiera el chocolate negro, aquel que no tiene leche… El motivo es simple: si bien el chocolate en sí (si no tiene leche) no contiene colesterol, sí que tiene un alto contenido de grasas vegetales saturadas, que son poco recomendables ya que se transforman en colesterol. La causante es la manteca de cacao, que, igual que el aceite de coco, aún siendo un producto vegetal, su alto contenido en grasas saturadas no es adecuado para una dieta sin colesterol.

Yogur de chocolate sin colesterol

Yogur de chocolate sin colesterol

Pero a grandes males grandes remedios. Si tenéis necesidad de chocolate, podéis lanzaros a consumir yogures de soja con sabor chocolate, como los que elabora Danone bajo la marca Savia. Estos yogures, como ya he comentado en un artículo anterior, están elaborados con soja en vez de leche, por lo que son aptos no solo para dietas sin colesterol sino también para dietas sin lactosa. La textura es más “líquida” que la de un yogur de leche animal, pero al mismo tiempo es más suave y es un placer poder probar el chocolate de esta forma tan sana.

¡Buen provecho!

El verano es tiempo de relax y de lectura. En muchos casos nos decantamos por una lectura ligera, pero quizás sea un buen momento para profundizar en los secretos de una dieta sin colesterol.

Una buena manera de empezar es la lectura del libro “Controla tu colesterol“, del médico Juan Madrid Conesa y editado por Espasa. Esta guía comienza con una introducción a la composición de los alimentos (proteínas, grasas, hidratos de carbono, etc.), para seguir con una breve introducción al colesterol.

La parte central del libro está dedicada a analizar exhaustivamente los diferentes alimentos y su influencia en los niveles de colesterol y triglicéridos. De esta manera conoceremos la mejor manera de elaborar nuestra dieta sin colesterol. Para cada tipo de alimento, el libro proporciona una tabla con la conveniencia de los mismos para nuestra dieta sin colesterol. Así por ejemplo, en el caso del queso, observamos que únicamente podemos ingerir requesón o queso light (este último con condicionantes), mientras que el resto de tipos de queso están prohibidos para una dieta sin colesterol. Estas tablas son realmente útiles y ayudan a aclarar muchas dudas que aparecen a diario.

El libro finaliza con una parte más “médica” sobre la hipercolesterolemia y la hipertrigliceridemia (triglicéridos altos), y un corto recetario de platos bajos en colesterol.

El ejemplar de libro que tengo en mi biblioteca data del año 2001 y se editó bajo otro título, “El Colesterol“. Los que busquéis el libro en una librería de viejo os podéis topar con este título. La última edición, bajo el título “Controla tu colesterol“, está disponible por ejemplo en La Casa del Libro.

¡Buena lectura!

Posteado por: autor | 30/06/2009

Hamburguesas sin colesterol (II)

En esta segundo artículo de la serie Hamburguesas sin colesterol vamos a hablar de una hamburguesa con una composición ligeramente diferente a la del primer artículo. Sin en aquella ocasión probamos una hamburguesa de tofu (queso de soja), en este caso se trata de una hamburguesa hecha a partir de jugo y proteínas de soja. Incluye también proteínas de trigo pero sin gluten, por lo que esta hamburguesa, además de ser apta para una dieta sin colesterol, es apta también para celíacos.

Hamburguesa de soja estilo indio

Hamburguesa de soja estilo indio

El producto en cuestión es la Hamburguesa de soja estilo indio de la empresa francesa Sojasun. Debido a su composición a base de proteinas de soja y trigo, su textura es más suelta que las hamburguesas de tofu, se deshace al pincharla con el tenedor y es también más fácil de masticar. El adjetivo estilo indio se debe a que está condimentada con curry. Esta especia añade un punto picante y salado a la hamburguesa, que tiene un gusto más fuerte que las típicas hamburguesas vegetales. Personalmente, esta hamburguesa es más apetecible que el resto por su textura tierna y su punto picante. Su preparación es simple, ya que bastan 4-5 minutos en la sartén para calentarla y poder servirla en la mesa acompañada de una ensalada, una salsa adecuada, o unas patatas panadera.

Este producto lo compré en un hipermercado Alcampo, y viene en paquetes de dos unidades.

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 26/06/2009

Yogur de soja (I)

Uno de los postres habituales en nuestra mesa es el yogur, en todas sus variantes (natural, de frutas) y elaboraciones (crema de yogur, yogur griego, yogur bebible), algunas no exentas de polémica respecto a la denominación (postres lácteos pasteurizados). El problema de los yogures para los que tenemos que cuidar el colesterol es que al estar elaborados con leche (normalmente de vaca), son una fuente importante de colesterol. La solución pasa por los yogures desnatados o los yogures de soja. Hoy nos centraremos en los yogures de soja.

Yogur Savia de Danone

Yogur sin colesterol

El yogur de soja se elabora de manera análoga a un yogur tradicional: se parte de la leche de soja que se hace fermentar, y transcurrido un tiempo obtenemos el resultado final: en el caso del yogur de soja, debemos esperar un resultado menos ácido y con una consistencia menos sólida que un yogur de leche de vaca. Va a gustos, pero lo que no se puede negar al yogur de soja es su valor nutritivo y su ausencia de colesterol. Estos yogures aportan proteinas vegetales a la dieta, y al carecer de lactosa son adecuadas para las personas con intolerancia a esta sustancia. Personalmente he probado diferentes marcas y sabores. Una de las marcas que cuentan con una presencia más destacada en los supermercados es Savia de Danone. En posteriores artículos probaremos otras marcas y sabores.

Los yogures de soja Savia de Danone se pueden encontrar en muchos supermercados (Eroski, Alcampo, El Corte Inglés) a un precio alrededor de 1,90€ las cuatro unidades.

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 20/06/2009

Helados sin colesterol

Seguimos con consejos alimentarios para este verano que se presenta caluroso. Uno de los placeres del verano es el de saborear un buen helado mientras paseamos tranquilamente.  Lamentablemente, la mayoría de helados contienen bien leche entera o nata, nada recomendable para nuestra dieta sin colesterol.

Afortunadamente, existen varias opciones para continuar saboreando helados en verano y al mismo tiempo cuidar nuestro colesterol. En primer lugar, podemos decantarnos por los sorbetes, elaborados a partir de zumo de frutas y siropes o miel. Pero su textura no es tan cremosa como la del helado… entonces ¿qué alternativa tenemos? los helados elaborados con leches vegetales.

Helado sin colesterol

Helado sin colesterol

El helado que acabo de probar y que véis en la fotografía es un helado de frutas del bosque, sin azúcar, y elaborado con leche de arroz. Es, por lo tanto, apto para diabéticos, para gente con intolerancia a la lactosa, y de paso para los que seguimos una dieta sin colesterol. La leche de origen animal se ha sustituido en este caso por lecha de arroz, que le da al conjunto un sabor particular (muy bueno a mi gusto) y una textura más parecida a un postre lácteo tipo yogur (lógicamente helado), y por lo tanto más cremosa que un helado tradicional. No está de más tampoco preguntar por los ingredientes del cucurucho, pueden contener nata o huevo, aunque eso lo dejamos para los más puristas.

El maravilloso helado de la fotografía lo compré por 1,40 € en la horchatería/heladería Brina.

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 16/06/2009

Refrescos de verano: la horchata de chufa

En estos días de calor bochornoso apetece tomarse un refresco al salir del trabajo. Particularmente me gusta mucho la horchata de chufa, un refresco natural, goloso, y sobre todo, sin colesterol.

La chufa es un tubérculo producido por la planta cyperus esculentus, introducida en la Península Ibérica por los árabes y cultivada en la actualidad en el área de Levante. El tubérculo, una vez recolectado, se pone en remojo, se tritura, y la pasta resultante se filtra (después de volverla a poner en remojo) y se añade azúcar y canela a modo de aromatizante. Seguro que cada maestrillo tiene su librillo. El resultado es el refresco blanquecino y dulzón que conocemos como horchata de chufa. Y lo mejor para nosotros, a parte de su gusto refrescante, es que no contiene obviamente (por ser de origen vegetal) colesterol, y solo una pequeña proporción de grasas (unos 2,40 grs por cada 100 ml). Eso sí, la cantidad de azúcar es considerable, por lo que no se recomienda para diabéticos, aunque en algunos establecimientos tienen horchata sin azúcar añadido.

Horchata de chufa

Horchata de chufa

Para los que estáis en Barcelona, recomiendo dos establecimientos (los que nos leéis desde otros puntos de España, por favor sugerid establecimientos de vuestra zona):

  • Tio Ché: un clásico del barrio del Poblenou desde 1940, aunque ya existía en otro punto de la ciudad desde 1912. Horchata deliciosa y muchas variantes (horchata con cebada, horchata con limón, etc…) 
  • Brina: desde 1979 sirve horchata artesana (incluso sin azúcar), y otros productos interesantes para nosotros que ya comentaré en otro artículo.

Ah, y es un refresco económico, por menos de 2€ tendréis un vaso como el de la foto, para disfrutar mientras vais camino a la playa.

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 15/06/2009

Hamburguesas sin colesterol (I)

Este es el inicio de una serie más o menos larga de hamburguesas sin colesterol. Lo es porque las hamburguesas vegetales se han convertido en un elemento bastante común en los departamentos de comida vegetariana de los supermercados. Y bien que nos va a los que tenemos que cuidar nuestro colesterol.

Hamburguesa de tofu y champiñones

Hamburguesa de tofu y champiñones

La hamburguesa sin colesterol de hoy es de tofu y champiñones. Del tofu ya hablamos con ocasión de las primeras salchichas de tofu que analizamos. Los champiñones no deberían ser unos desconocidos. El producto que hoy nos ocupa lo prepara y distribuye la empresa barcelonesa Natursoy, que tiene un extenso catálogo de productos vegetales y ecológicos, que ofrecen como alternativa a los alimentos de origen animal. Las hamburguesas vegetales de Natursoy son buenas comparadas con las de otras marcas, pero aún así hay que alegrar un poco el plato para que su ingesta sea agradable. En el caso que nos ocupa, he acompañado las hamburguesas (se venden en cómodos blísters de 2 unidades) de unas patatas panadera, que se cocinan en una sarten con aceite de oliva abundante, patatas cortadas en rodajas, cebolla, y fuego lento. De esta manera la sana ingesta se hace más llevadera. Los fanáticos de las hamburguesas americanas podéis añadirle también ketchup, ya que esta salsa tiene únicamente componentes vegetales (tomate, vinagre, azúcar, sal, y especias).

Las hamburguesas vegetales de Natursoy las compro habitualmente en la sección de comida vegetariana de los Supermercados de El Corte Inglés.

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 01/06/2009

Contra el colesterol, tomate

Hoy me he levantado con la sorprendente noticia de un nuevo medicamento que ayuda a rebajar los niveles de colesterol. El fármaco, que parece ser se venderá sin receta y será efectivo tras ocho semanas de tratamiento, ha sido desarrollado por la compañía británica Cambridge Theranostics.

Hay que poner esta noticia en cuarentena, ya que la citada empresa no tiene todavía operativa la página web a día de hoy, y me parece que se trata de una empresa de reciente creación que quiere conseguir un poco de publicidad gratuita antes de salir al mercado. 

TomatesDe todas maneras, es una buena noticia para los que padecemos un colesterol alto. Al parecer, el nuevo fármaco se basa en el Licopeno, un compuesto natural presente en el tomate y que, según algunos estudios, contribuye a disminuir el riesgo de cáncer de próstata y a reducir la concentración de colesterol LDL en la sangre. El cuerpo asimila mejor el Licopeno de los tomates si los tomamos en forma de zumo.

Así pues, a la espera de más noticias sobre este nuevo medicamento, podemos empezar por aumentar la ingesta de tomates en nuestra dieta. Ahora que viene el verano, qué mejor que una ensalada de tomates raf o kumato con cebolla (vale, a muchos no os gusta) y ventresca de bonito… mmmm, se me hace la boca agua,

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 23/05/2009

Aperitivos mediterráneos (I): olivada

A medida que se acerca el verano las comidas se hacen cada vez más ligeras y frescas. Hoy os propongo un aperitivo sin colesterol ideal para los días de canícula que están por llegar: la olivada.  Este “puré de aceitunas” es típico de la Provenza, donde recibe el nombre de tapenade.

DSC_0660Los ingredientes de la olivada son típicamente la oliva negra, las anchoas, el aceite de oliva, y las alcaparras, todo bien triturado. En la foto podéis ver una olivada comprada en el mercado del bonito provenzal de Uzès y preparada por unos simpáticos agricultores provenzales (en este caso sin anchoas), como adivinarán los más audaces por la marca escrita en la lengua de los trobadores, “Miu Païs“.

La olivada se sirve sobre una tostada, o acompañando por ejemplo una ensalada verde, donde ofrecerá un agradable contraste de sabores.

¡Buen provecho!

Todavía con la resaca del Día del Libro (23 de abril), ha llegado el momento de recomendar una lectura relacionada con el colesterol. He ojeado diversos libros relacionados con el tema, pero uno de los que más me ha convencido ha sido el libro “Colesterol” de Mason W. Freeman, investigador de Harvard y del Hospital General de Massachusetts. En este libro se recogen los últimos estudios científicos sobre el tema, destacando también los puntos oscuros de cada uno de los estudios. Para los que os guste la lectura en versión original, podéis encontrar el libro en Amazon:

The Harvard Medical School Guide to Lowering Your Cholesterol

En definitiva, una oportunidad maravillosa de conocer desde un punto de vista científico la mejor manera de cuidar nuestra salud.

¡Buena lectura!

Posteado por: autor | 30/03/2009

¿No quieres sopa? Tres tazas de miso

Cuando el frío arrecia, apetece una buena sopa caliente. Pero las sopas de sobre no son recomendables para el colesterol, ya que normalmente contienen elementos con grasas animales. Siempre tenemos la opción de cocinar un caldo de verduras y añadir fideos, por ejemplo. Pero eso requiere tiempo, un bien escaso hoy en día.

Sopa de miso Kikkoman

Sopa de miso Kikkoman

Afortunadamente existe una solución rápida para disfrutar de una buena sopa que no afecte a nuestro colesterol: la sopa de miso. Este plato japonés está realizado a base de caldo de pescado, miso (pasta aromatizada de soja), alga wakame, cebolleta o puerro, y en el caso que nos ocupa hoy, tofu. Igual que con las sopas de la cocina tradicional española, su elaboración desde cero requiere un tiempo y una destreza escasos en nuestros tiempos, por lo que la multinacional Kikkoman nos ofrece una solución rápida, los sobres de sopa de miso con tofu. Símplemente calentaremos unos 200ml de agua en el microondas, y añadiremos el contenido del sobre mientras agitamos la mezcla. Pasados unos minutos podremos disfrutar de esta sabrosa, sana, y vigorizante sopa.

El paquete de sobres de sopa de miso Kikkoman lo adquirí en un supermercado de productos chinos.

¡Buen provecho!

Posteado por: autor | 01/03/2009

Desayunos de fin de semana: sardinillas

Entre semana, las obligaciones profesionales hacen difícil poder dedicar toda la atención a la comida más importante del día, y acostumbramos a despachar este momento con un café y una tostada con mermelada. Cuando llega el fin de semana, uno de los mayores placeres es poder disponer del tiempo para empezar el día con un buen desayuno

Hoy os proponemos un desayuno sencillo y muy adecuado dietas sin colesterol: una tostada untada en tomate y coronada por sardinillas. Hablemos primero de las sardinas. Como todo pescado azul, la sardina es rica en grasas pero no nos asustemos, estas grasas no nos perjudican el nivel de colesterol como las grasas animales. Además, la grasa de la sardina (y de otros pescados azules) contiene omega-3, un ácido graso esencial que ayuda a reducir el nivel de triglicéridos (que junto con el colesterol LDL es uno de los factores de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares) y favorece la fluidez de la sangre, disminuyendo el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Algunos autores afirman que la ingesta de ácidos omega-3 ayuda también a reducir el nivel de colesterol en la sangre. En fin, que todo son ventajas. Además, la espina de las sardinas tiene un alto contenido en calcio. ¿Qué más queremos?

Sardinillas Rosa Lafuente

Sardinillas Rosa Lafuerte

Ahora que conocemos las buenas propiedades de las sardinas, hay que encontrar una marca adecuada, no vaya a ser que los ingredientes añadidos (principalmente aceites para la conserva) arruinen las buenas propiedades de la sardina. Además, uno de los requisitos de la búsqueda es que las sardinas sean de pequeño tamaño, sardinillas al fin y al cabo. Después de una larga búsqueda, y casi dando por imposible encontrar sardinillas (aunque muchas latas lo anuncian, al abrirlas encuentras unas sardinas de tamaño considerable), nos topamos con una lata redonda, envuelta en malla, de la marca Rosa Lafuerte. Esta marca pertenece a Conservera Gallega, empresa situada en Villanueva de Arosa. La etiqueta anuncia 42 sardinillas en aceite de oliva. El envase no es muy grande, con lo que estaba asegurado que las 42 sardinillas eran pequeñas. Las podéis encontrar en El Club del Gourmet de El Corte Inglés, y cuestan 6,75 euros.

Una vez tenemos el ingrediente principal, la preparación del desayuno es fácil: una tostada de algún pan de corte ancho (hogaza), un tomate de untar partido por la mitad, y las sardinillas (que ya tienen el punto necesario de sal)… mmmm, una manera excelente de empezar el fin de semana, ¿no os parece?

¡Buen provecho!

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.